padre silla 720x380Viajar con niños no es tarea fácil. Los desplazamientos largos suelen ser cansados para los adultos y mucho más para los niños que no entienden por qué deben de ir sentados en una silla infantil sin libertad de movimiento, se aburren y muchos también se marean. Por este motivo, los padres o adultos responsables deben esforzarse en hacer más agradable y cómodo el viaje a los más pequeños.

No sólo es importante planificar el viaje y asegurarnos que los niños viajan en su silla infantil homologada, instalada y abrochada correctamente. La comodidad y seguridad del viaje también depende de la alimentación, la hidratación y las paradas de descanso que hagamos durante el trayecto. Desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), miembro de AESVi, nos dan las siguientes recomendaciones.

 

¿Qué tipo de alimentación es aconsejable?

Si algo preocupa a los padres es que nuestros hijos se mareen cuando viajan en coche. Tanto si tienden a sufrir mareos en el coche como si no, es importante seguir unas indicaciones en el tipo de alimentación antes y durante el viaje. La doctora María Jesús Esparza, pediatra de atención primaria de la AEPap aconseja dar a los niños alimentos ligeros y de fácil digestión porque son los que evitan malestar o vómitos. Se les puede dar pan, queso o fruta ya que son alimentos fáciles de transportar.

PIXNIO 177345 3398x5107¿Qué le doy de beber?

Para hidratar a los niños siempre hay que darles agua. Nada de bebidas gaseosas o con azúcar, incluidos los zumos. Los pediatras los desaconsejan totalmente por la cantidad de azúcar que tienen y porque afectan a la dentición.

A los niños hay que darles agua con frecuencia en pequeñas cantidades, sobre todo, en épocas de verano cuando hace mucho calor.

¿Cómo evitar que los niños se mareen en coche?

Además de tener en cuenta la alimentación, también es posible reducir la posibilidad de marearse en el coche si le situamos en el asiento central trasero, si es posible, porque pueden ir mirando el paisaje que tienen al frente. Si bien en el asiento del copiloto se reducen los efectos del mareo desde AESVi recomendamos no utilizarlo hasta que el niño supere la altura de 1,5 metros.

También es fundamental que el habitáculo esté ventilado, no se fume en el habitáculo y conducir de forma suave, sobre todo, cuando circulamos por zona de curvas.

¿Por qué son importantes los descansos en los viajes en coche con niños?

Las paradas de descanso durante un trayecto largo son fundamentales no sólo para el conductor, sino también para los ocupantes, más aún si son niños. Los pediatras aconsejan hacer paradas frecuentes y siempre que sea necesario- para que los niños vayan al baño, estiren las piernas y correteen por alguna zona segura. Recuerda que, al bajar del coche, siempre deben hacerlo por el lado de la acera.

Especial atención hay que poner en los lactantes, que viajan en un sistema de retención infantil del Grupo 0+, desde la AEPap recomiendan parar máximo cada dos horas para poderlos sacar de su sillita infantil y que puedan estirar su columna vertebral. En este punto hay que señalar que los portabebés homologados con la normativa i-Size con reductor para bebés desde 40 cm o los portabebés reclinables, permiten mayores espacios de tiempo ya que su tecnología ofrece más confort y seguridad para el lactante ya que la columna la lleva más extendida.

Siguiendo estas recomendaciones de alimentación, hidratación y sobre las paradas de descanso conseguiremos viajes en coche con niños mucho más cómodos y seguros.