«Un vehículo puede pasar de 60 km/h a 0 en centésimas de segundos y en una distancia mínima, pero si nuestro coche se encuentra detenido, no puede pasar de 0 a 60 km/h en centésimas de segundo como consecuencia de un impacto trasero (a pesar de que éste se haya producido a 100 km/h) pues la inercia de nuestro coche -que es la resistencia de un cuerpo a modificar su velocidad- lo impide, haciendo que el vehículo que nos ha impactado sufra las mayores consecuencias de esa colisión (salvo que sea de dimensiones y pesos muy superiores al nuestro, en cuyo caso las lesiones serían ocasionadas por aplastamiento o intrusión, no por alcance)». [Visto en Internet] 

Leida la aseveración anterior -que contiene no uno, sino varios errores- vamos a suponer que colisionan dos vehículos idénticos, esto es, con las mismas dimensiones y con las mismas masas. 

Durante la colisión, teniendo en cuenta la Tercera Ley de Newton, podemos asegurar que entre los vehículos se generarán fuerzas de igual magnitud y sentidos contrarios. Además, estas fuerzas actuarán excatamente el mismo tiempo sobre cada vehículo.

Por otro lado, vamos a recordar que la Segunda Ley de Newton establece la igualdad entre la fuerza, \( F \) que se aplica a un cuerpo de masa \( m \) y el cambio en un tiempo \( t \) de su cantidad de movimiento, \( p \), siendo la cantidad de movimiento, \( p \), el producto de su masa, \( m \), por la velocidad, \( v \), a la que se mueve. Es decir:

$$ F = \frac{\Delta p}{\Delta t} = \frac{m \cdot \Delta v}{\Delta t} $$

Para el primero de los vehículos se tendrá:

$$ F_1 = \frac{m_1 \cdot \Delta v_1}{\Delta t} $$

Para el segundo vehículo se tendrá:

$$ F_2 = \frac{m_2 \cdot \Delta v_2}{\Delta t} $$

Pero ya hemos dicho que las fuerzas son iguales y de sentido contrario, que actúan durante el mismo tiempo y que las masas son también iguales. Por tanto:

$$ F_1 = - F_2 \Rightarrow \frac{m_1 \cdot \Delta v_1}{\Delta t} = - \frac{m_2 \cdot \Delta v_2}{\Delta t} \Rightarrow m_1 \cdot \Delta v_1 = - m_2 \cdot \Delta v_2 \Rightarrow \Delta v_1 = - \Delta v_2 $$

Dicho de otra forma, el cambio de velocidad en ambos vehículos será el mismo, independientemente del tipo de colisión que experimenten.

Supongamos que el primer vehículo circula a \( 60 \, \displaystyle \frac{km}{h} \) y golpea por la parte trasera al otro vehículo que está detenido. Supongamos también que este primer vehículo, tras el impacto, queda detenido.

$$ \Delta v_1 = - \Delta v_2 \Rightarrow v_{1i} - v_{1f} = - \left( v_{2i} - v_{2f} \right) \Rightarrow 60 - 0 = - \left( 0 - v_{2f} \right) \Rightarrow v_{2f} = 60 \frac{km}{h} $$

Es decir, el primer vehículo habrá pasado de \( 60 \, \displaystyle \frac{km}{h} \) a \( 0 \, \displaystyle \frac{km}{h} \), mientras que el segundo vehículo -el golpèado por detrás- habrá pasado de \( 0 \, \displaystyle \frac{km}{h} \) a \( 60 \, \displaystyle \frac{km}{h} \).

Supongamos ahora que el primer vehículo circula a \( 100 \, \displaystyle \frac{km}{h} \) y que pasa a \( 40 \, \displaystyle \frac{km}{h} \) tras golpear por la parte trasera al otro vehículo que está detenido.

$$ \Delta v_1 = - \Delta v_2 \Rightarrow v_{1i} - v_{1f} = - \left( v_{2i} - v_{2f} \right) \Rightarrow 100 - 40 = - \left( 0 - v_{2f} \right) \Rightarrow v_{2f} = 60 \frac{km}{h} $$

Este segundo ejemplo puede responder a otro escenario en el que los vehículos siguen poseyendo idénticas masas pero con menores rigideces. Pese a ello, el segundo vehículo habrá pasado de nuevo de \( 0 \, \displaystyle \frac{km}{h} \) a \( 60 \, \displaystyle \frac{km}{h} \).

Lo que siempre ocurrirá es que -siempre que las fuerzas internas de la colisión sean grandes- la igualdad entre el cociente de las masas y sus cambios de velocidad se mantendrá. Es decir, siempre se verificará que:

$$ m_1 \cdot \Delta v_1 = - m_2 \cdot \Delta v_2 \Rightarrow \frac{\Delta v_1}{\Delta v_2} = - \frac{m_2}{m_1} $$

A modo de conclusión, esta simple expresión nos ha permite demostrar que la aseveración leida en Internet no es correcta.