«Los Newtons de fuerza que se producen en el breve espacio de tiempo que existe entre la aceleración brusca y la retención brusca son ineludibles y se calcula a grosso modo multiplicando el Peso del cuerpo por la Velocidad que llevaba el vehículo antes de impactar. De manera que 2 Kg de peso a 50 Kms/h en un impacto frontal seco se convertirían en (2×50=100 Newtons de fuerza)». [Visto en Internet]

La segunda Ley de Newton establece la igualdad entre la fuerza, \( F \), aplicada a un cuerpo de masa \( m \) y el cambio en un tiempo \( t \) de la cantidad de movimiento, \( p \), que experimenta el cuerpo, siendo la cantidad de movimiento, \( p \), el producto de su masa, \( m \), por la velocidad, \( v \), a la que se mueve.

$$ F = \frac{p}{t} = \frac{m \cdot v}{t} $$

Por otro lado, la aceleración, \( a \), de un cuerpo se define como la variación de su velocidad, \( v \), en un tiempo \( t \), es decir:

$$ a = \frac{v}{t} $$

Teniendo esto en cuenta, la fuerza, \( F \), puede expresarse en su forma más conocida:

$$ F = \frac{m \cdot v}{t} = m \cdot \left( \frac{v}{t} \right) = m \cdot a $$

Esta expresión nos indica que para calcular fuerzas generadas durante un frenazo o una colisión es indispensable tener información sobre el perfil de aceleraciones experimentado (también conocido como «pulso»).

Ahora, calcularemos la aceleración media necesaria para que un cuerpo de masa 2 kg experimente 100 newtons de fuerza en una frenada. Para ello, utilizaremos la expresión que acabamos de obtener:

$$ F = m \cdot a \Rightarrow 100 \, N = 2 \, kg \cdot a \Rightarrow a = \frac{100}{2} = 50 \, \frac{m}{s^2} $$

Es decir, la aceleración media necesaria sería equivalente a algo más de \( 5g \)  (cinco veces la aceleración de la gravedad), cifra a la que se aproxima un Fórmula 1 en sus picos de frenado.