Vamos a facilitar dos expresiones que nos permitirán entender cómo -en la detención de un móvil- quedan relacionadas la velocidad, el espacio de detención, el tiempo de detención y las aceleraciones generadas en la detención. 

Designaremos a los cuatro parámetros citados con las letras \( v \), \( s \), \( t \) y \( a \), respectivamente. La velocidad se expresará en metros por segundo \( \left[ \displaystyle \frac{m}{s} \right] \), el espacio en metros \( \left[ m \right] \), el tiempo en segundos \( \left[ s \right] \) y la aceleración en metros por segundo al cuadrado \( \left[ \displaystyle \frac{m}{s^2} \right] \). La forma rápida de pasar de kilómetros por hora a metros por segundo es dividir por 3,6. Es decir, \( 120 \, \displaystyle \frac{km}{h} \) serán \( 33,33 \, \displaystyle \frac{m}{s} \) o, por poner otro ejemplo, \( 50 \, \displaystyle \frac{km}{h} \) serán \( 13,89 \, \displaystyle \frac{m}{s} \).

Dicho esto, las dos expresiones que nos pueden resultar útiles son:

$$ a = \frac{v}{t} $$

$$ v = \sqrt{2 \cdot a \cdot s} $$

Así, si un vehículo se detiene totalmente desde \( 50 \, \displaystyle \frac{km}{h} \) y lo hace en un espacio de \( 0,8 \, m \), su decelración será:

$$ v = \sqrt{2 \cdot a \cdot s} \Rightarrow \frac{50}{3,6} = 13,89 = \sqrt{2 \cdot a \cdot 0,8} \Rightarrow a = 120,56 \, \frac{m}{s^2} $$

Por otro lado, el tiempo de detención será:

$$ a = \frac{v}{t} \Rightarrow 120,56 = \frac{13,89}{t} \Rightarrow t = 0,115 \, s $$

Cuando las aceleraciones son altas, es habitual expresarlas en múltiplos de «g» (aceleración producida por el campo gravitatorio terrestre) de valor aproximado \( 9,81 \, \displaystyle \frac{m}{s^2} \).

Nunca decir «fuerza g»; eso no es correcto.

En el caso que nos ocupa, podríamos decir que la aceleración es:

$$ a = 120,56 \, \frac{m}{s^2} = \frac{120,56}{9,81} \, g = 12,29 \, g $$

 En los ejemplos que hemos puesto, estamos trabajando con valores medios. En una colisión real, la aceleración experimenta variaciones muy rápidas durante los milisegundos que dura la colisión. A la evolución de esa aceleración en ese pequeño espacio de tiempo se le suele llamar «pulso» de deceleración.