sun light sky sunbeam summer heat 1240688

Sólo hacen falta 30 minutos para que la temperatura interior del coche se duplique con respecto a la temperatura en el exterior, pasando de 27 a 50 grados centígrados. Un estudio europeo refleja las graves consecuencias que puede tener dejar a un niño dentro de un coche bajo el sol. Nunca hay que dejar a un niño en el interior de un vehículo sin supervisión de un adulto y mucho menos en los meses de verano cuando los termómetros presentan valores por encima de los 40 grados en muchas zonas.

La situación de riesgo para los niños es muy elevada, de hecho, un estudio europeo -en el que ha participado el RACE- deja constancia que desde 2006 en Europa han fallecido 26 menores por este motivo, 2 de ellos en España. Francia, con 7 fallecidos, Bélgica, con 5, e Italia, con 4, son los países que más casos presentan.

Los niños, especialmente los lactantes, están entre los grupos más vulnerables a sufrir los riesgos del calor. Esto es así porque el sistema de autorregulación de la temperatura corporal en los bebés es inmaduro por lo que con temperaturas exteriores muy altas su cuerpo no es capaz de mantener la temperatura corporal habitual. El resultado es hipertermia, deshidratación y… la muerte.

3 beach sand sea feet family holiday wave together 699822

Los meses de verano son perfectos para disfrutar de unas vacaciones en familia. En la playa, en la piscina, en la montaña… Son días divertidos para los más pequeños, pero también suelen ser días con temperaturas elevadas en los que hay que extremar los cuidados con el sol y el calor.

Proteger a los niños durante el verano es esencial para poder disfrutar del verano sin contratiempos.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), miembro de AESVi, a través de la Doctora María Jesús Esparza, pediatra de atención primaria y miembro de la European Child Safety Alliance, y la Doctora Bárbara Rubio Gribble, pediatra de atención hospitalaria, nos dan sus recomendaciones para proteger a los pequeños de situaciones como la preparación de los viajes, los cuidados ante el sol y el calor, o la correcta hidratación, entre otras cuestiones.

padre silla 720x380

 

El viaje en coche hasta el destino elegido es la parte menos divertida de las vacaciones. Peor todavía cuando toca lanzarse a la carretera para volver a la rutina de cada día. Y esta situación puede empeorar cuando viajamos con niños pequeños.

No todos los niños llevan bien el hecho de no poderse mover a sus anchas en un viaje en coche. Ir sentados en la silla infantil les incomoda y no es de extrañar que acaben llorando y poniendo nerviosos al resto de ocupantes, incluido el conductor.

Para evitar estos momentos de tensión dentro del coche y hacer más agradable y seguro cualquier viaje largo en coche con niños, aquí tienes unos consejos a seguir.

AESVi ha abierto una sección de alertas oficiales a la que se tiene acceso desde el menú que aparece en la parte derecha.

El objetivo de esta sección es recoger información de carácter oficial sobre alertas relacionadas con productos que por un mal diseño puedan incidir negativamente en la seguridad vial infantil. Normalmente, estas alertas recogerán información sobre el tipo de producto, los riesgos que entraña y las medidas tomadas para prevenir o restringir su comercialización.

En cualquier caso, siempre se facilitará un enlace para descargar la ficha oficial de la alerta en idioma español, siempre que esté disponible en esta versión. Debe tenerse en cuenta que es frecuente que las fichas en idiomas distintos del inglés estén generadas por traductores automáticos, por lo que, en caso de duda, deberá tenerse en cuenta las indicaciones del emisor de la alerta.

Durante los días 11 y 12 de marzo de 2019, AESVi ha reunido a sus miembros para definir y seleccionar los contenidos que formarán parte de los futuros cursos de formación, tanto interna como externa. En estas dos jornadas se ha trabajado sobre contenidos relacionados con la labor institucional en materia de seguridad infantil, las bases físicas de las colisiones, las peculiaridades morfológicas de los niños, los problemas generados en medios de transporte tales como autobuses o motocicletas, las tecnologías y normativas reguladoras aplicadas a los sistemas de retención infantil y, por último, las técnicas de rescate en accidentes que impliquen a menores.