Sobre deceleraciones y fuerzas

«Los Newtons de fuerza que se producen en el breve espacio de tiempo que existe entre la aceleración brusca y la retención brusca son ineludibles y se calcula a grosso modo multiplicando el Peso del cuerpo por la Velocidad que llevaba el vehículo antes de impactar. De manera que 2 Kg de peso a 50 Kms/h en un impacto frontal seco se convertirían en (2×50=100 Newtons de fuerza)». [Visto en Internet]

La segunda Ley de Newton establece la igualdad entre la fuerza, FF, aplicada a un cuerpo de masa mm y el cambio en un tiempo tt de la cantidad de movimiento, pp, que experimenta el cuerpo, siendo la cantidad de movimiento, pp, el producto de su masa, mm, por la velocidad, vv, a la que se mueve.

Por otro lado, la aceleración, aa, de un cuerpo se define como la variación de su velocidad, vv, en un tiempo tt, es decir:

Teniendo esto en cuenta, la fuerza, FF, puede expresarse en su forma más conocida:

Esta expresión nos indica que para calcular fuerzas generadas durante un frenazo o una colisión es indispensable tener información sobre el perfil de aceleraciones experimentado (también conocido como «pulso»).

Ahora, calcularemos la aceleración media necesaria para que un cuerpo de masa 2 kg experimente 100 newtons de fuerza en una frenada. Para ello, utilizaremos la expresión que acabamos de obtener:

Es decir, la aceleración media necesaria sería equivalente a algo más de 5g5g  (cinco veces la aceleración de la gravedad), cifra a la que se aproxima un Fórmula 1 en sus picos de frenado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *